Cómo se hace el color

 

1. Asesoramiento al cliente.

2. Elección del color: es preferible aconsejar un color más claro en la carta de colores porque en la aplicación sobre una superficie más grande,como una habitación, se percibirá (sensación óptica) más oscuro,siempre en función del grado de intensidad de la luz. Es aconsejable pintar los techos en colores claros.

3. Se escoge la base.

4. Se introduce en el elevador.

5. Se vierten de forma automática los colorantes (tintes).

6. Se saca el envase y se coloca etiqueta con código.

7. Se introduce en agitador durante un periodo definido en función de la cantidad de producto, para que se mezcle el tinte con la base.

8. Se muestra al cliente y se comprueba con la carta (teniendo en cuenta siempre el efecto óptico).

 

Nota importante: *Colores cuya formulación contenga tintes orgánicos (naranja orgánico, amarillo orgánico, rojo orgánico y en especial el violeta orgánico): colores para interior sólo. Estos colores no se deben usar en el exterior porque son totalmente inestables tanto a la alcalinidad de los materiales de construcción, como a los rayos ultravioletas, decolorando en mucho menos tiempo que cualquier otro tinte. *Colores cuya formulación contenga tintes inorgánicos y no orgánicos: colores para interior o exterior.